La llama conquista las montañas suizas

La llama conquista las montañas suizas
EFE.

Tras generaciones de hegemonía del perro y el asno como guardianes de los rebaños de ovejas en los Alpes de Suiza, los pastores locales han encontrado en la llama, camélido oriundo de los Andes, un nuevo aliado contra los ataques de lobos y linces.

El carácter atento y curioso de estos camélidos andinos, y su comportamiento en el terreno, similar al de los perros y los asnos son algunas de sus ventajas, según los ganaderos.

Bajo esta perspectiva, la Asociación Suiza para el Desarrollo de la Agricultura y del Espacio Rural (Agridea) ha decidido utilizarlos en una fase de prueba y empezado con 20 ejemplares que protegen actualmente algunos rebaños.

Agridea se ha inspirado en el testimonio positivo de Estados Unidos y Australia, donde estos animales se emplean desde hace bastante tiempo para evitar que los coyotes o los perros callejeros ataquen al ganado.

“Hemos decidido experimentar con las llamas en pastos pequeños donde la presión del lobo, aunque existe, es menor. Además, son animales con gastos de mantenimiento muy pequeños”, declaró Daniel Mettler, responsable de los dos proyectos pilotos con llamas que Agridea realiza en Suiza.

El propio presidente de la Federación Suiza de Ganado Ovino y propietario de más de 60 ovejas, German Schmutz, decidió experimentar con una llama, a la que decidió llamar Lusko.

Edición Impresa