GUATEMALA BUSCA JUSTICIA

6 mil 60 años de prisión

Un tribunal guatemalteco condenó el lunes a Pedro Pimentel Ríos, un exsoldado de las fuerzas especiales, a 6 mil 60 años de prisión por participar en una masacre de 1982 donde 201 personas perdieron la vida.

+info

6 mil 60 años de prisión

Pimentel, de 55 años, fue deportado en 2011 desde Los Ángeles, Estados Unidos, a Guatemala para enfrentar cargos de asesinato y crímenes contra la humanidad y es el quinto soldado en ser sentenciado en la nación centroamericana por su papel en la masacre de Las Dos Erres ocurrida durante la guerra civil en el país.

La extensión de la sentencia es en gran medida simbólica. Las leyes solo permiten que los reclusos puedan cumplir máximo de 50 años tras las rejas.

Un exsoldado que participó en la masacre declaró que Pimentel formó parte de un grupo de unos 20 efectivos que ingresó a la aldea en diciembre de 1982 en busca de armas desaparecidas.

Los soldados procedieron a vendar, estrangular y matar con golpes de martillo a aldeanos y un recién nacido antes de tirarlos a un pozo.

Pimentel, un exmiembro de la unidad de élite conocida como los Kaibiles, recibió 30 años de prisión por cada muerto en la masacre y 30 años por crímenes contra la humanidad.

Pimentel negó haber estado presente en la masacre; dijo que abandonó la zona en noviembre de 1982 para preparar sus documentos de inscripción para la Escuela de las Américas en Panamá.

La decisión judicial viene en momentos en que Guatemala busca hacerse cargo de las atrocidades ocurridas en el sangriento conflicto interno que se extendió desde 1960 a 1996, en el que casi 250 mil personas murieron o desaparecieron. En agosto de 2011 un juez condenó a cuatro soldados a 6 mil 60 años en prisión cada uno por su participación la masacre de Las Dos Erres. Los tribunales abrieron un juicio en enero contra el ex dictador Efraín Ríos Montt, quien gobernó el país por 17 meses durante el período más sangriento de la guerra desde 1982 hasta 1983.

Edición Impresa