GUATEMALA.LA FAMILIA MOLINA THEISSEN SE EXILIÓ POR 20 AñOS.

Estado pide perdón por secuestro de niño



El vicepresidente Eduardo Stein, en nombre del Estado de Guatemala, pidió ayer perdón por el secuestro, en octubre de 1981, por parte de las fuerzas de seguridad del gobierno del niño Marco Antonio Molina Theissen.

"Públicamente pido perdón a la familia de Marco Antonio, por un hecho que no debió haberse cometido jamás", dijo Stein durante un acto especial celebrado en el Palacio Nacional de la Cultura, en presencia de la madre y hermanas del menor.

La petición de perdón por parte del Estado, responde a la resolución emitida en julio de 2004 por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA), la cual condenó al Estado guatemalteco por este hecho.

El niño Marco Antonio Molina Theissen, quien hoy cumpliría 40 años de edad, fue secuestrado de la residencia de sus padres en la capital guatemalteca, por una unidad del Ejército, cuando el menor tenía 14 años de edad.

El secuestro de Marco Antonio ocurrió el 6 de octubre de 1981, un día después de que una de sus hermanas mayores escapara de un cuartel militar de la ciudad de Quetzaltenango, en el oeste del país, a donde había sido llevada tras ser secuestrada por un grupo de militares.

Este hecho obligó a toda la familia Molina Theissen a salir del país, exilio que mantuvo por más de 20 años.

Lucrecia Molina Theissen, una de las hermanas del menor secuestrado, dijo durante el acto que más que el perdón simbólico ofrecido por el Estado, lo que su familia espera es "justicia".

"Para reparar ese pasado de horror, ni perdón ni olvido. Justicia es lo que queremos", precisó Lucrecia.

Por su parte, Frank LaRue, director de la Comisión Presidencial de Derechos Humanos, dijo que "el reconocimiento de la responsabilidad del Estado en hechos que el mismo Estado fue capaz de cometer, es para honrar la memoria de un niño que fue mártir".

Como parte del resarcimiento del Estado por ese hecho, el gobierno también puso el nombre de Marco Antonio a una escuela pública la cual está ubicada en una zona marginal del oeste de la capital guatemalteca. Según un informe de la Comisión de la Verdad, presentado en 1999, en Guatemala durante la guerra interna de 36 años que vivió este país entre 1960 y 1996, unas 200 mil personas perecieron en esos hechos, y 45 permanecen desaparecidas.