Designan a invidente como instructora en infoplaza

Designan a invidente como instructora en infoplaza
ESPECIAL PARA LA PRENSA/Diómedes Sánchez.

Tener una discapacidad no es impedimento para desarrollarse como persona, sino un reto para cualquier ser humano que la padezca.

Un ejemplo es el de María Gavalo, de 42 años de edad, quien nació invidente, y sin embargo ello no la limitó para estudiar, hasta convertirse en instructora en informática especializada para personas con pérdida de visión.

Ahora tendrá la responsabilidad de administrar una infoplaza, con la ayuda de un software libre y de código abierto (Solca).

Este programa, explicó, se dirige a personas con discapacidad auditiva, motriz, limitación visual y autismo, en que ella será la encargada de impartir las enseñanzas.

Esta semana, el Club de Ciegos de Colón inauguró una infoplaza, que no solo servirá a las personas con pérdida de la visión, sino a otras que sufran alguna discapacidad.

Edición Impresa