Matadero podría quedarse sin certificación sanitaria

El incumplimiento de una serie de exigencias del Ministerio de Salud podría rebajar a la categoría de “regional” al matadero municipal de La Chorrera, luego de un año de poseer la certificación “nacional”, que le garantiza distribuir carne en todo el país.

La aplicación de un revestimiento con pintura especial a lo interno de la planta, al igual que la modernización del equipo utilizado en el sacrificio de reses y cerdos, son algunos de los requisitos exigidos para lograr la certificación de la planta.

Además, se deben remozar los ganchos y el sistema de riel usado para mover el producto internamente.

Nilka Gálvez, directora de Protección de Alimentos, informó que la renovación de la certificación vence el próximo 7 de marzo.

El administrador del matadero, Juan Carlos Parra, admitió que antes de esa fecha será imposible cumplir con todas las exigencias, por lo que han solicitado una prórroga de 38 días.

Edición Impresa