Reclaman a Fenosa firma de convenio

Reclaman a Fenosa firma de convenio
En pleno siglo XXI, algunos poblados chorreranos siguen alumbrándose con queroseno. ESPECIAL PARA LA PRENSA/Eric Montenegro.

Cuatro proyectos de electrificación por ejecutarse en varios corregimientos de La Chorrera y financiados por el Programa Nacional de Desarrollo Local (Pronadel) están paralizados, en vista de que la empresa Gas Natural Fenosa no ha firmado un convenio administrativo entre las partes.

Según la concejal del corregimiento de Santa Rita, Aida Bonilla, desde hace nueve meses esperan que Fenosa refrende el acuerdo.

Entre las 11 cláusulas del acuerdo se establece que la distribuidora eléctrica debe realizar el diseño, suministro y montaje, así como lo requerido para la extensión de la línea. Se trata, dijo, de los proyectos de electrificación de Cerro Negro, Bajo Grande y Santa Isabel, donde residen 300 personas que aún se alumbran con velas y mechones.

La demora persiste, pese a que el Ministerio de Obras Pública ensanchó la vía para dar margen a la colocación de postes del tendido eléctrico.

El costo de los tres proyectos suma $9 mil 800, lo que forma parte de un remanente de las reservas del extinto Programa de Inversión Local (Proinlo) de 2012, señaló la edil.

No obstante, el coordinador regional del Pronadel, Julio Garrido, reveló que poblados de los corregimientos La Represa, Los Díaz y Obaldía enfrentan un problema similar. La inversión del Pronadel en La Represa es por $30 mil, mientras que en Obaldía suma $20 mil y en Los Díaz, $3 mil 700.

Añadió que para estos proyectos se empleó igual modelo de convenio utilizado con los distritos de Chame y San Carlos, y que fueron aprobados sin problema.

En tanto, Gas Natural Fenosa informó de que se trata de un trámite administrativo con el Gobierno a través de la Oficina de Electrificación Rural, el cual debe culminar en los próximos 30 días. A partir de ese instante iniciarían la construcción, ya que la empresa está interesada en interconectar estas comunidades al sistema.

Edición Impresa