Seguridad y salubridad se vigilarán en Portobelo

Minimizar el riesgo de que feligreses que acuden el 21 de octubre a las fiestas religiosas del Cristo Negro de Portobelo se intoxiquen por la ingesta de alimentos en descomposición, es parte de la coordinación sanitaria que ejecutan las autoridades de Salud de Colón.

Más de 10 mil devotos y peregrinos acuden a esta festividad religiosa católica, donde llegan luego de caminar largas distancias, a pedir favores o agradecer milagros al Nazareno de Portobelo, al cual se le atribuyen cientos de milagros.

Los operativos de seguridad y salubridad se inician el 18 de octubre y concluyen el miércoles 22.

Carlos Rumbo, jefe de la zona policial de Colón, detalló que se contará con 700 agentes durante el operativo Cristo Negro 2014, que desde el viernes 17 de octubre garantizará la seguridad a los peregrinos, con la instalación de siete retenes, donde se utilizará el dispositivo electrónico pele police en puntos estratégicos.

Edición Impresa