Energía para gastar

Las proteínas, junto con los carbohidratos y las grasas, son macronutrientes orgánicos, encargados de darle al organismo el 100% de su energía. Al entrar en el organismo y metabolizarse, cada uno de ellos se descompone en sus unidades básicas. Los carbohidratos se descomponen en azúcares, las grasas en ácidos grasos y las proteínas en aminoácidos. A su vez, estos compuestos llevan a cabo una función específica a nivel celular.

Mientras que el azúcar provee a la célula de energía, los aminoácidos son las moléculas que le proporcionan el material que esta necesita para crecer y mantener sus estructuras. En otras palabras, los aminoácidos son los bloques que sostienen la casa de la célula.

La mayor parte de las proteínas de origen animal, como las que se encuentran en la carne, huevos y leche, reciben el nombre de “proteínas completas” porque poseen todos los aminoácidos esenciales, lo que no ocurre con las de origen vegetal. De allí que en una dieta baja en alimentos de procedencia animal, es necesario combinar distintos tipos de elementos de origen vegetal para lograr las cantidades que el cuerpo necesita. Las nueces y los porotos tienen un alto contenido proteico.

Si bien las dietas disasociadas recomiendan no mezclar proteínas con carbohidratos para obligar al cuerpo a utilizar la grasa acumulada y así perder peso, la mayoría de los nutricionistas recomiendan ingerir proteínas, carbohidratos y grasas en relación al gasto calórico diario de cada persona y a los niveles que el cuerpo necesita.

Aproximadamente un 15% de las calorías que proveen los alimentos al cuerpo vienen de las proteínas, un 55% de los hidratos de carbono y alrededor de un 30% de las grasas. Mujeres sedentarias, niños pequeños y personas mayores necesitan unas 1600 calorías al día; niños mayores, mujeres activas y hombre sedentarios requieren unas 2000 calorías; y varones jóvenes y adolescentes activos necesitarán hasta 2400 calorías.

(Información tomada del Manual Merck de Información Médica para el Hogar)

Edición Impresa