Enrique Iglesias, un éxito en el Madison Square Garden

Enrique Iglesias, un éxito en el Madison Square Garden
Enrique Iglesias

NUEVA YORK, EU (EFE) —El Madison Square Garden es un lugar mágico y lo fue mucho más cuando durante cuatro minutos logró que Enrique Iglesias estuviera “casado” con una admiradora que parecía cumplir su sueño.

Todo ocurrió cuando el cantante español, que se trasladó a vivir a EU cuando tenía ocho años, decidió elegir en su concierto a una de las espectadoras para que subiera al escenario y dedicarle personalmente uno de sus principales éxitos: Hero. Resultó que la estadounidense estaba casada y su marido se encontraba a unos metros. “Con su permiso señor —dijo volviéndose al público—, durante los próximos cuatro minutos me convertiré en su esposo. ¿OK?” acertó a decir Iglesias sin mencionar a su actual compañera sentimental, la tenista rusa Anna Kournikova.

Más de la mitad del Madison Square Garden —repleto de féminas seguidoras del cantante— quiso ser esa afortunada...

El concierto fue pura música al optarse por un escenario austero y sencillo —una gran pantalla de televisión donde se ve al cantante en sus momentos más destacados y unas grandes velas blancas donde proyectar luces o siluetas de músicos y bailarines—.

Enrique puso a bailar al Madison Square Garden con todo su repertorio de canciones en inglés, a pesar de que su último éxito, Quizás, es en español, y de que la mayoría de la audiencia era hispana.

Tras el concierto, que abre una gira que le llevará también por América y Panamá, el cantante recibió un disco de platino por haber vendido en escasamente una semana un millón de copias de su último CD, Quizás.

Edición Impresa