‘Glamour’ en Milán

‘Glamour’ en Milán
Modelo multicolor de la casa Pucci, diseñado por el francés Christian Lacroix.

MILAN (Italia) (EFE) —Lo seductor y las minifaldas. Esas parecen ser las tendencias de la colección primavera verano 2003.

Si el viernes Prada presentó una mujer intelectual y al tiempo sexy, con vestidos trufados de joyas, con ribetes de oro y plata y minúsculas minifaldas hechas en tejidos preciosos, el sábado Tom Ford, el diseñador de Gucci, elevó ese concepto a la quinta potencia.

Sin ninguna concesión a la dulzura y al romanticismo reciente de la firma, la mujer de Gucci para la próxima temporada primavera-verano se alinea decididamente en el bando de la seducción.

Faldas cortísimas y pantalones estrechos hasta la rodillas sin ningún atisbo del negro, que ha sido sustituido por una amplia gama de tonos: carne y caramelo, rosa palo, azules y grises perla.

Tom Ford lo dijo sin rodeos: “mi apuesta es por una cortísima minifalda y si tienes 20 años, bonitas piernas y tal vez bonita ropa interior, exhibe la minifalda, las demás se morirán de envidia”.

Ironía y alegría son los dos conceptos que trata de compaginar Giorgio Armani para la colección de su segunda línea, Emporio, caracterizada por una profusión de bolsillos, amplios hasta convertirse en bolsos, prendidos a la cintura de chaquetas, faldas y hasta trajes de baño.

Ya pasaron por las pasarelas de Milán las colecciones de las grandes marcas como Fendi, Dolce & Gabbana y Gianfranco Ferré, y se espera que la semana de la moda cierre mañana martes con el desfile de la marca Gianni Versace.

Edición Impresa