Liga Católica critica el Museo del Sexo

NUEVA YORK (EFE) — El Museo del Sexo, ubicado en un edificio de la Quinta Avenida que antes albergaba un burdel, abrió sus puertas el sábado, bajo la mira de la Liga Católica para los Derechos Civiles y Religiosos.

Pese a que su joven fundador, Daniel Gluck, ha señalado que el Museo tiene una misión seria y un soporte académico, la empresa ha despertado la ira de la Liga, que ya le ha puesto el mote de “MoSmut”, lo que pudiera traducirse como “Museo de la Obscenidad”.

“Es una celebración desvergonzada de la sexualidad sin límites”, manifestó William Donohue, presidente de la Liga.

Edición Impresa