Panameños pueden estar involucrados en escándalo

El ministro de Gobierno y Justicia, Aníbal Salas, no descartó la posibilidad de que haya panameños involucrados en un contrabando de armas que salieron de Nicaragua con supuesto destino a la policía panameña y que terminaron en poder de los insurgentes colombianos en el 2001.

De acuerdo con Salas, Panamá siempre ha tomado las medidas para no quedar envuelta en este tipo de contrabando, “pero con ello no queremos decir que uno o dos panameños no estén involucrados”, afirmó Salas.

El ministro advirtió que, –en caso de que cualquier panameño o residente esté involucrado– corresponderá a la justicia local imponer las sanciones correspondientes.

Tras el descubrimiento del contrabando de armas, la Procuraduría General de la República inició las investigaciones para identificar a los responsables.

Salas reiteró que el contrabando de armas no sucedió en Panamá sino en Nicaragua.

Hace unos días, una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) estuvo de visita en Panamá recabando información.

En la reunión, Panamá entregó un informe en el que responsabilizó a Nicaragua de incumplir la Convención Interamericana contra la Fabricación y Tráfico de Armas.

Edición Impresa