Pariente de legislador en hurto

Entre las personas presuntamente involucradas en el denominado “hurto del Centenario” figura un pariente cercano de un legislador suplente del partido oficialista, según informaron fuentes allegadas a las investigaciones.

El citado familiar, explicó una de las fuentes consultadas, tiene un enorme prontuario delictivo.

Dicho hurto se registró entre el viernes 14 y el lunes 17 de febrero, en el Museo Antropológico Reina Torres de Araúz, sin aplicar ningún tipo de violencia a la bóveda, las vitrinas y las cerraduras de las verjas que dan acceso al Salón de Oro, donde estaba la colección de orfebrería sustraída.

¿Gatos de casa? La Policía Técnica Judicial (PTJ) tiene esa impresión y es por ello que entre sus primeras diligencias figura la toma de declaración jurada a personas allegadas al museo.

Entre ellas tomó declaración a la secretaria general del Instituto Nacional de Cultura (INAC), Beatriz de Ruiz, la persona que tenía la combinación para abrir la bóveda del museo.

Igualmente, declararon el director de Auditoría Interna del INAC, Axel Ponce; el jefe de Contrainventarios y Bienes Culturales, Arcenio González y el guía del museo, Adrián Cedeño, entre otros.

En la actualidad, las investigaciones preliminares han permitido la detención de al menos tres personas.

Uno de ellos, dijo Rigoberto Vargas, delegado de la Fiscalía Auxiliar, confesó su participación en este ilícito y declaró a las autoridades que después del fracaso de la primera oferta de compra, habían negociado vender varios petos indígenas de oro a un comprador en la provincia de Veraguas.

Vargas informó que uno de los arrestos se llevó a cabo en la Gran Terminal del Transporte, ubicada en Albrook, en momentos en que el implicado pretendía abordar un bus que lo trasladaría a Santiago, en la provincia de Veraguas, sitio en donde, supuestamente, se concretaría el trato.

Los otros arrestos se dieron en la Plaza 5 de Mayo y en el corregimiento de Bella Vista.

Edición Impresa