Síndrome metabólico X

Síndrome metabólico X
La resistencia al efecto de la insulina nos expone a un sinnúmero de enfermedades de orden cardiovascular, a la insuficiencia renal e incluso al infarto cerebral.

Su relación directa con la mala alimentación y el sedentarismo la ha vinculado con padecimientos graves como la diabetes. Sin embargo, una afección conocida como resistencia a la insulina o síndrome metabólico X parece revelarse como otro factor de gran riesgo y constituye un nuevo reto para la medicina.

“El síndrome metabólico X es una enfermedad con varios componentes: diabetes tipo II, hipertensión arterial, aumento de los trglicéridos, aumento del colesterol (LLD) o disminución del HDL (también conocido como buen colesterol)”, explicó a La Prensa el doctor Enrique Mendoza, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá.

Según dijo el galeno, uno de los factores más comunes es la obesidad y también se caracteriza por el aumento del ácido úrico e incluso por la adiccón a la nicotina.

De acuerdo con algunos estudios, se ha comprobado que la nicotina reduce la sensibilidad a la insulina, causando en los fumadores frecuentes síntomas clásicos del síndrome metabólico X.

En estos casos, todas las personas que padecen los síntomas descritos anteriormente pasan por una disminución de la actividad biológica de la insulina en los tejidos periféricos, que a la larga aumentan los riesgos en el padecimiento de enfermedades, sobre todo del orden cardiovascular.

Edición Impresa