La bandera que no se doblega

La bandera que no se doblega
Los panameños respondieron con valentía a la agresión del Ejército de Estados Unidos.

HERMES SUCRE SERRANO hsucre@prensa.com A las 3:00 p.m. del 9 de enero de 1964 a Francisco Díaz, secretario general de la Asociación Federada del Instituto Nacional (AFIN), le temblaban las manos cuando el rector del plantel, profesor Dídimo Ríos, le entregó –mediante una autorización por escrito– la bandera panameña para que la izara en la antigua Zona del Canal, junto al emblema de Estados Unidos.

Edición Impresa