Seguimiento

El Cerro Patacón de los escándalos

 El Cerro Patacón de los escándalos
Hasta ahora, el Ministerio Público ha adoptado una reserva estricta sobre el desarrollo del expediente. Archivo

Así como en el vertedero de basura de Cerro Patacón se depositan los distintos desperdicios y basuras, etc., se ha creado en Panamá un Cerro Patacón de escándalos. Ahí se van tirando, uno sobre otro, los escándalos del día. Tan pronto cae un escándalo en el vertedero, se origina otro que cae sobre el escándalo anterior. En esta forma, cada nuevo escándalo tapa al anterior.

Los escándalos llegan incesantemente, produciendo cantidades de basura mediática que es luego depositada en el vertedero del olvido. Estos nuevos escándalos, de diferentes gravedades y prioridades, incentivan el olvido de los anteriores. Generalmente, los medios tampoco informan de los escándalos denunciados anteriormente, porque están detrás de uno nuevo. Resulta que la velocidad de los escándalos no permite analizar su grado de importancia ni su prioridad. Si pretendes averiguar qué pasó con un escándalo denunciado hace una semana, no estás a la moda, ni actualizado con el escándalo más reciente.

Como consecuencia, es natural perder la pista de los escándalos sin llegar a saber su desenlace.

Como el Ministerio Público y las otras autoridades que investigan los escándalos no han implantado mecanismo alguno para informar sobre el avance de las investigaciones, se nos hace imposible enterarnos como terminan las denuncias. Si nos enteramos años después de la resolución de un escándalo, ya para esa fecha pocos recuerdan los detalles o no logran entender la interpretación y análisis del Ministerio Público o las autoridades.

¿Que se puede hacer? Propongo un mecanismo para actualizar al público de los escándalos que los medios han denunciado. Solo así evidenciará cómo se resolvió lo denunciado.

Es necesario que la información sobre los escándalos pasados esté actualizada. Habría que buscar alguna organización con conciencia cívica que patrocine un programa radial o televisivo que resuelva este problema. Cada escándalo se identificaría para poder informarse sobre su avance. Además de saciar la curiosidad del interesado, este sistema serviría para incentivar a que el Ministerio Público y las autoridades pertinentes hagan su trabajo en forma rápida y eficiente, ya que si no hay adelantos semanales o mensuales, el público lo notará.

La propuesta anterior puede parecer informal, pero estoy seguro que será atractiva y responde a la idiosincrasia del panameño.

El autor es abogado

Edición Impresa