TE impone una camisa de fuerza a Ley de Transparencia

El Tribunal Electoral (TE) ha emitido un procedimiento que impone lo que algunos consideran una “camisa de fuerza” a la Ley de Transparencia y acceso a la información pública.

El TE, a través de un acuerdo que regula el procedimiento para suministrar información, establece que la información sobre las sentencias se considerará de “acceso confidencial”.

Tras la aprobación de la Ley 6 de 22 de enero de 2002, que dicta normas para la transparencia en la gestión pública, establece la acción de Habeas data y se dictan otras disposiciones, el TE juzgó necesario regular el proceso para pedir y dar información.

Fuentes del Organo Judicial, sin embargo, coincidieron en señalar que el acuerdo viola la Constitución. Sostienen que la Constitución (artículo 137) establece que entre las atribuciones del TE figuran “reglamentar la Ley Electoral, interpretarla y aplicarla y conocer de las controversias que origine su aplicación”.

Con este acuerdo, a su juicio, el TE “desbordó” el marco constitucional que le atribuye exclusivamente la facultad de reglamentar asuntos electorales. La norma sobre transparencia en la gestión pública, no aborda ningún aspecto electoral.

El TE considera informaciones confidenciales: la dirección residencial de los ciudadanos; las autenticaciones de cédula de identidad personal y los positivos de cédulas. También los expedientes de y sobre los funcionarios y cualquiera otra información que pueda afectar la vida íntima de los ciudadanos. Asimismo establece como información de carácter restringido, los asuntos relacionados con procesos administrativos o jurisdiccionales que adelanta el TE, los cuales son accesibles para las partes del proceso, e igualmente la información correspondiente a la condición de miembro inscrito en un partido político.

Edición Impresa