Razonamientos

Miedos, Covid y “Salvadores” Políticos

El miedo que lleva a algunas personas a tomar veneno para evitar enfermarse de Covid, es el mismo miedo que llevó a otras personas a apoyar a Donald Trump en su fallido intento de impedir la proclamación de Joe Biden como presidente electo de los Estados Unidos.

Acabo de pasar dos semanas muy difíciles por el Covid y, durante los peores días de la enfermedad, la tentación de tomar Ivermectina o Hidroxicloroquina para acabar con el malestar fue muy grande, a pesar de que los estudios prueban que no tienen un impacto real en su tratamiento. ¡Qué fácil sería todo si este virus se curara con un medicamento! ¡Qué fácil sería que todos lo tomáramos y nadie tuviera que sufrir los síntomas, o peor aún, morir! De igual forma, estoy segura que a todos nos gustaría que los niños llegaran al mundo para ser recibidos dentro de una familia que los ame y los críe con valores, que los guíe para convertirse en personas de bien, en ciudadanos ejemplares.

Lamentablemente, la vida no es fácil, como tampoco son fáciles las soluciones a nuestros problemas más complejos. La realidad es mucho más dura, pues no hay fórmulas mágicas, y en cuanto al virus, todos somos vulnerables. No hay atajos, el Covid se combate con mascarilla, lavado constante de manos y distanciamiento, no hay medicina probada que evite que te contagies o que impida su avance, y sólo con la vacunación masiva y más medidas de prevención lograremos recuperar nuestra ansiada normalidad.

En estos tiempos de incertidumbre es normal sentir miedo. Miedo de enfrentar dificultades económicas, miedo de enfermar o morir, miedo de vivir en una sociedad donde la delincuencia aumenta, donde puedes perder tu trabajo, tu empresa o te pueden quitar tu casa. Esos miedos nos hacen víctimas perfectas para el engaño cuando permitimos que nublen nuestro razonamiento. Es tentador abandonarse a la idea de una pastilla mágica o de un salvador político que nos resolverá todos los problemas, o impedirá que un líder 'diabólico' se apropie del poder para asesinar bebés o destruir las familias. Sin embargo, es en estos momentos tan peligrosos cuando más debemos enfrentar la vida y las dificultades con valor y usar nuestra capacidad de discernir, analizando información confiable, apoyada por investigaciones científicas y avalada por expertos en salud.

No perdamos el sentido común. Estamos enfrentándonos al imperio del miedo, el cual opera desde nuestro cerebro más primitivo, por la natural reacción de proteger y salvaguardar nuestras vidas y la de los nuestros, pero estas reacciones que se producen desde su centro, deben ser filtradas en el cerebro racional; en estos casos, el razonamiento es lo que nos puede salvar de la epidemia de Covid, y en el ámbito político. de personajes como Donald Trump o de dirigentes populistas que están dispuestos a aprovecharse de esos miedos, para seguir robándonos y acabar con lo poco que nos queda de institucionalidad.

Así como la Covid se mitiga con prevención y con una vacuna, debemos ser ciudadanos responsables, cautos, y analizar cómo este virus está afectando y afectará nuestro futuro económico, social y político, siendo participativos y cuidando nuestra institucionalidad sobre la cual descansa nuestra democracia.

La autora es miembro de Movin y conductora de Sal y Pimienta

Edición Impresa