El orden constitucional está en peligro

No se pueden prever las consecuencias de las impactantes denuncias del legislador Carlos Afú, pero ayer, la mayoría de los políticos coincidieron en dos cosas: el orden constitucional está en peligro y al Ministerio Público le llegó su prueba de fuego porque debe investigar “hasta el final.

Las ‘calientes’ denuncias de Afú no pueden apagarse con los primeros culecos del Carnaval que se avecina, sino que deben ser el inicio de una recomposición de los tres órganos del Estado, el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial.

Edición Impresa