La papeleta más importante

He conversado sinceramente con políticos de larga cancha de lado y lado, y unánimemente me confiesan “el país quiere y necesita una nueva Constitución, pero los políticos somos incapaces de tomar esta iniciativa por nuestra propia cuenta, ya que conlleva muchos ‘costos’ personales y políticos”; “solo se logrará si presiona la sociedad, ahora, en un período electoral, cuando los políticos escuchamos con mayor atención”.

¿Creo yo que una nueva Constitución es la solución a todos nuestros problemas?...no, pero –como ha escrito Guillermo Sánchez– es una salida a la crisis que vivimos. Hoy existen dos países: el país legal, que favorece a los ya favorecidos, y el país real, un país de excluidos que sufren de frustraciones explosivas. Cuando esta polarización se agrava como hoy, se presentan dos vías de solución: una violenta propuesta por los “ultra” (SUNTRACS y su nuevo líder indiscutible), y otra que propugna una evolución participativa y democrática que comienza con la quinta papeleta que produciría una nueva Constitución, un nuevo comienzo, con un calendario así:

Quinta papeleta - mayo 2, 2004

Convocatoria a elecciones para Asamblea Constituyente - mayo a septiembre

Elecciones para Asamblea Constituyente - diciembre 19, 2004

Convención constituyente sesiona tres meses, de enero 2005 a marzo

Debate nacional sobre nueva Constitución - abril a junio

Referéndum Constitución - domingo 3 de julio del 2005

Como se ve, la quinta papeleta es el inicio de un proceso que culmina a mediados del 2005 con una nueva Constitución.

Y... ¿qué queremos en esa nueva Constitución? Cosas como por ejemplo:

• transparencia en los fondos de los partidos y campañas, en la declaración de bienes y en la función pública;

• menos legisladores, sin suplentes;

• salarios más bajos en las cúpulas del gobierno, y eliminación de excesivos privilegios;

• la posibilidad de candidaturas independientes;

• exigencias más rigurosas para nombrar a magistrados, y mayor independencia del sector judicial;

• asegurar la eliminación de justicia selectiva;

• posibilidad de un porcentaje de legisladores nacionales;

• eliminación de un vicepresidente;

• verdadera autonomía de las instituciones autónomas;

• ...y muchas otras necesidades.

En conclusión: lo que se busca con la nueva Constitución es la modernización del Estado para que funcione principalmente para el sector excluido de la sociedad.

La quinta papeleta es mi, tu responsabilidad; es el nuevo comienzo que todos queremos. ¡Hay que presionar para que se logre!

Edición Impresa