El robot que hace Tai Chi

PEKIN, China (EFE). —Los científicos de la Universidad de Ciencia e Ingeniería de China han desarrollado un robot antropo-mórfico de 1.58 metros de altura y 76 kilos que puede hacer Tai Chi, una de las más célebres artes marciales orientales.

El robot, bautizado como BHR-1, cuenta con 32 articulaciones que le facilitan la repetición de las técnicas del arte marcial, y que suelen imitar los movimientos de defensa y ataque de animales como los tigres, los osos, los pájaros o los reptiles. Aunque su capacidad para las artes marciales es lo que más llama la atención, el robot ha sido diseñado para realizar trabajos peligrosos para el ser humano, y puede caminar a un kilómetro por hora dando pasos de 30 cms.

El Tai Chi es denominado en China taiji quan, que podría traducirse como “teoría del universo”, y es un arte marcial de defensa creado en el siglo XVII, cuando un luchador compendió diversas técnicas de defensa procedentes de otras escuelas.

El Tai Chi es muy popular en China como una especie de gimnasia para las personas de la tercera edad, que lo practican por las mañanas en los parques públicos de todo el país, pero los pausados movimientos que realizan son en realidad formas a cámara lenta de mortíferos golpes.

Edición Impresa