CURVA DEL SEBO, COLóN

´Alud no fue por las lluvias´

La lluvia que cayó sobre Panamá en noviembre de 2012 no fue determinante en el alud que se registró el 25 de ese mes en el tramo de la carretera Boyd Roosevelt conocido como la curva del Sebo, en Colón, y causó la muerte a los rescatistas de la Cruz Roja Fernando Johnson y Jorge Alemán.

Así lo afirmó a la Fiscalía Cuarta de Circuito de Colón un ingeniero del Ministerio de Obras Públicas que rindió declaración jurada como parte del proceso que sigue ese despacho por los hechos.

Según el perito, el derrumbe fue provocado por malos trabajos realizados en la zona por la empresa Agroforestal, cuyo dueño, Guojie Huang, fue imputado.

La compañía, según un informe previo de la Universidad Tecnológica de Panamá, también incluido en el expediente, hizo movimientos de tierra y deforestó la zona, lo que provocó el alud.

Fuentes de la fiscalía confirmaron que a la empresa le habían suspendido los permisos para trabajar en la zona, pero de igual firma lo hizo y utilizó explosivos.

Edición Impresa