SERVIDORES PúBLICOS

Blindaje entra en vigencia

La Ley 127 de 2013, mejor conocida como la ley de “blindaje a los servidores públicos”, entrará a regir mañana, martes 1 de abril, justamente a un mes y cuatro días de las elecciones del 4 de mayo y a tres meses del cambio de gobierno, el próximo 1 de julio.

Con esta disposición legal los servidores públicos nombrados en forma permanente o eventual, ya sea transitorio, contingente o por servicios especiales, con dos años de servicios continuos o más, sin que se encuentren acreditados en alguna de las carreras que establece el artículo 305 de la Constitución, gozarán de estabilidad laboral en su cargo y no podrán ser despedidos sin que medie alguna causa justificada prevista por la ley.

De no mediar causa justificada, el funcionario tendrá derecho a pedir el reintegro o en su defecto el pago de una indemnización, que será calculada con base en el último salario devengado y conforme a la escala prevista en el artículo 225 del Código de Trabajo, por cada año laborado al servicio del Estado en forma continua.

La norma, que fue impulsada por la ministra de Trabajo, Alma Cortés y respaldada por los diputados del oficialista Cambio Democrático (CD) y del Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena), fue catalogada por los opositores como un mecanismo para minar las instituciones del Estado con personas afines al gobierno, siendo un obstáculo para la futura administración.

El diputado del Partido Revolucionario Democrático (PRD) Leandro Ávila aseguró que con la entrada en vigencia de esta ley a escasos meses de concluir el mandato del presidente, Ricardo Martinelli, se demuestra que están actuando con mala fe y alevosía, poniéndoles trabas al próximo gobierno.

“Con esta condición, sumado los cargos directivos de entidades estatales que han sido nombrados por siete años, el que gane la Presidencia de la República no podrá gobernar, porque estarán los funcionarios que dejará el actual presidente Martinelli”, precisó Ávila.

Edición Impresa