VíA RáPIDA

Centro para personas con autismo tendrá una sede en Panamá

DONACIÓN. El Estado panameño recibió ayer la antigua residencia del embajador británico,

ubicada en la avenida Balboa para ser utilizada como sede del Centro Ann Sullivan Panamá, el primer instituto de atención para niños y niñas con autismo.

El embajador de Gran Bretaña, Michael Holloway, entregó las llaves de la casa al canciller, Roberto Henríquez, que a su vez se las traspasó a la primera dama, Marta Linares de Martinelli, que empezará a trabajar en la adecuación del lugar para que funcione el centro para niños autistas.

Edición Impresa