BUSCABA REGULAR LA ´ZONA ROSA´

Comisión no logró su objetivo

La comisión que creó el exalcalde del distrito de Panamá Bosco Ricardo Vallarino para buscar una solución a los males que afectan a los residentes de calle Uruguay y sectores aledaños, desapareció sin cumplir su objetivo.

+info

Comisión no logró su objetivo

Y es que los moradores del corregimiento de Bella Vista siguen quejándose de la bulla excesiva, el paso de las chivas parranderas, la venta de buhonería y el desorden vehicular que impera en la conocida “zona rosa”.

El edil del corregimiento, Ricardo Domínguez, explicó que la comisión formada en agosto de 2011 por empresarios, residentes y funcionarios de diversas instituciones, dejó de funcionar meses después de que asumió el cargo la alcaldesa Roxana Méndez, en enero de 2012.

En su lugar, Méndez sostiene reuniones con representantes de cada uno de los grupos que la formaban, expresó Domínguez.

Sus planteamientos coinciden con los de moradores, que piden la aplicación de más acciones para terminar con los problemas.

Domínguez advierte de que la fuga de información es una de las situaciones que impiden corregir el problema.

“Los propietarios de negocios se enteran con antelación de los operativos”, denunció.

Por su parte, Lorena Milanés, residente en el área, afirmó que son los habitantes de entre 15 y 16 edificios, al igual que los de algunas residencias unifamiliares, los afectados por el exceso de ruido.

Milanés dijo que las autoridades han tratado de corregir los problemas, pero considera que hace falta más trabajo.

Sandra Esses, que vive en calle 49 con avenida Federico Boyd, cuenta que la algarabía que sale de algunos locales en calle Uruguay no la afectan directamente. Pero sí le molesta el transitar de los conductores que buscan un lugar para estacionar sus vehículos y el paso de las chivas parranderas, que circulan los fines de semana cada 20 minutos.

“La bulla es insoportable (...) no he sentido cambios positivos en el área, porque las personas siguen viniendo y causando escándalos en la vía pública”, indicó.

Para María Eugenia Corradine, otra moradora del área, no todos los propietarios de locales de diversión son iguales; sin embargo, algunos insisten en hacer sus actividades al aire libre y con equipos de sonido.

“Quienes fomentan el desorden lanzan fuegos artificiales a las 2:00 a.m. Además, persiste la venta de comida en las calles y la inseguridad”, destacó.

Operativos

Ante esta situación, la alcaldesa Méndez aseguró que junto con la Policía Nacional y el Ministerio de Salud se llevan a cabo constantes operativos para sancionar a los dueños de locales comerciales que incumplen las disposiciones alcaldicias.

Reconoció que en el área hay propietarios de establecimientos que hacen caso omiso a las regulaciones establecidas.

Méndez admitió que una de las situaciones que no logran frenar es la presencia de buhoneros en este sitio, a pesar de que se aplican sanciones y les decomisan los productos a las personas dedicadas a esta actividad.

En tanto, Jorge Hassán, director de la región Metropolitana de Salud, explicó que en este sector de Bella Vista se han hecho varias inspecciones por ruido, que dejaron como resultado la aplicación de una multa por $3 mil, y otros cuatro casos en proceso de investigación.

Informes del Municipio de Panamá detallan que a los diversos negocios de la calle Uruguay, por semana, asisten unas 60 mil personas, de las cuales, 20 mil son turistas.

Edición Impresa