Escándalo de Finmeccanica cobra otra renuncia

El presidente del conglomerado industrial italiano Finmeccanica, Pier Francesco Guarguaglini, renunció ayer como consecuencia de las investigaciones por el escándalo de la creación de un “fondo negro” producto de sobrefacturaciones, para sobornar a funcionarios y políticos de otros países a fin de conseguir contratos.

+info

Gobierno le recuerda a Varela que él avaló contrato

Las empresas italianas Selex y AgustaWestland, así como la argentina Telespazio, todas filiales de Finmeccanica, con las que el Gobierno panameño contrató la compra de equipo de seguridad por $333.3 millones, fueron registradas en Panamá como sociedades extranjeras entre el 22 de noviembre y el 3 de diciembre de 2010.

La información aparece en el Registro Público y echa por tierra las explicaciones que al respecto dieran la semana pasada tanto el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino como el viceministro, Alejandro Garúz.

Mientras Garúz aceptaba la existencia de Agafia Corp. y señalaba que era “supuestamente” la representante de Selex, Mulino (que no había escuchado previamente de la existencia de esta sociedad panameña) dijo que podría tratarse de una filial de Selex en Panamá para tener presencia física y cumplir con la exigencia de la Contraloría General para contratar.

Según investigaciones periodísticas italianas, Agafia Corp. habría cobrado una comisión de 10% del citado contrato. Es decir, unos $33 millones de dólares. Hasta el momento, el Ejecutivo no ha explicado el papel que tuvo la sociedad Agafia Corp. en una contratación que, siendo de Estado a Estado y cuyos detalles no se han revelado –alengándose razones de seguridad nacional–, difícilmente requerirían de un intermediario.

Edición Impresa