Exdictador fue devuelto a El Renacer

Con total hermetismo las autoridades del sistema penitenciario trasladaron ayer al exdictador Manuel Antonio Noriega a su celda en el centro penitenciario El Renacer, luego de haber sido dado de alta del Hospital Santo Tomás (HST), donde se mantenía desde hace 20 días por un cuadro de neumonía.

+info

Exdictador fue devuelto a El Renacer

La información fue confirmada por el director del Sistema Penitenciario Nacional (SPN), Ángel Calderón, quien también aseguró que Noriega continuará recibiendo atención médica, a través de citas programadas por el Programa de Coordinación de Salud del SPN.

Confirmó que al ex hombre fuerte de Panamá se le dio de alta a las 8:00 a.m. y regresó a El Renacer, donde se continuará con el tratamiento recomendado por los galenos del Santo Tomás y a la espera de la evaluación a la solicitud de depósito hospitalario hecha por sus abogados.

El funcionario subrayó que el retorno de Noriega a El Renacer en nada influye en el proceso de depósito hospitalario.

Una comisión técnica debe rendir un informe para tomar una decisión sobre la petición.

Por su parte, Eduardo Reyes, médico privado del general, dijo que respeta la decisión de sus colegas pero no la comparte, porque se ha probado que la celda donde está recluido no tiene las características adecuadas para un enfermo. “Estoy sorprendido porque ya se había advertido que él no debía regresar a esa celda, porque se podría complicar su enfermedad”, destacó el galeno.

Para Reyes a Noriega se le debió conceder depósito domiciliario por la enfermedad que padece, además la prisión no reúne las condiciones de estadía ni de atención médica.

“Ellos deben tomar en cuenta que desde su llegada a El Renacer, Noriega ha sido evaluado en tres ocasiones y esta última ha sido la peor para él, por lo que no me extraña que regrese al hospital”, afirmó.

Esta era la tercera vez en lo que va de 2012 que Noriega ingresaba al hospital. En febrero fue internado por hipertensión y una isquemia cerebral y en marzo, por coágulos en una pierna, según diagnosticaron sus médicos particulares.

En tanto, especialistas del HST recomendaron su hospitalización hasta que los cuadros de resfriado y bronquitis fueran controlados.

Noriega, de 78 años, se encuentra detenido desde el 11 de diciembre en el centro penitenciario luego de ser extraditado por las autoridades francesas para que enfrente las condenas dictadas en su contra por los homicidios de Hugo Spadafora (1985) y Moisés Giroldi (1989).

También debe hacer frente a otros tres procesos por la muerte de Heliodoro Portugal, Clayton Kimble Guerra y Luis Quiroz.

Edición Impresa