FARC exigen liberación de sus miembros

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) condicionaron ayer la estabilidad y la duración de la paz a la excarcelación masiva de sus integrantes que purgan penas en Colombia y Estados Unidos.

“Es indudable que en un arreglo final [entre el Gobierno y las FARC] todos nuestros presos, todos, sin excepción alguna, deben recobrar su libertad. Eso sí sería un pacto de paz estable y duradero”, sostuvo desde La Habana (Cuba) alias Rodrigo Granda, negociador de la guerrilla.

El jefe rebelde detalló que según cifras del estatal Instituto Penal, son al menos 120 mil los guerrilleros y colaboradores de las FARC que se encuentran presos.

A este grupo, Granda pidió que se sume en libertad el extraditado alias Simón Trinidad, un rebelde preso y condenado a 60 años en Estados Unidos. “Simón Trinidad es plenipotenciario de la mesa [de negociaciones] de La Habana. Él debe estar aquí en las conversaciones de paz. La revisión del proceso de Simón puede darse, con todo el respeto que tenemos por la justicia norteamericana”, agregó Granda.

Este pedido se suma a las polémicas declaraciones de la guerrilla respecto a no pagar “ni un solo día” de cárcel tras una eventual firma para terminar el conflicto de medio siglo.

Precisamente el juzgamiento a los máximos responsables rebeldes ha causado retrasos en los diálogos que se adelantan en Cuba desde noviembre de 2012.

Edición Impresa