Israel cierra la Ciudad Vieja de Jerusalén

Israel decidió este domingo cerrar la Ciudad Vieja de Jerusalén a los palestinos, tras ataques que se cobraron la vida de dos israelíes, en lo que el primer ministro Benjamín Netanyahu definió como “combate a muerte contra el terrorismo palestino”, lo que hace aumentar la tensión en la región.

El casco antiguo de Jerusalén, que suele estar muy concurrido, tenía ayer un aspecto de ciudad atrincherada, con las tiendas cerradas, los callejones casi vacíos y las puertas custodiadas por cientos de policías.

Es la primera vez que las autoridades toman esta medida, según la portavoz de la Policía, Luba Samri.

Durante 48 horas, solo los israelíes, los residentes de la Ciudad Vieja, turistas, empresarios y estudiantes podrán entrar.

Según Samri, esta medida impedirá que la inmensa mayoría de los palestinos de Jerusalén-este, que viven fuera de la Ciudad Vieja, puedan acceder a esa parte de la ciudad. Los árabes israelíes sí podrán entrar en la zona, precisó.

El acceso a la explanada de las Mezquitas ha sido prohibido a los hombres de menos de 50 años.

Edición Impresa