Israelíes compran armas

Varios coches están estacionados en doble o triple fila frente a una de las principales armerías de Tel Aviv. En el mostrador de esta pequeña tienda los clientes se abren paso a codazos. Ante la multiplicación de atentados palestinos, cada vez más israelíes deciden armarse. La nueva ola de violencia causó desde el 1 de octubre 7 muertos entre los israelíes y unos 30 entre los palestinos, entre ellos varios autores de atentados cometidos sobre todo con arma blanca. Uno de los clientes de la armería se va con un paquete de balas en el bolsillo de su cazadora. No se molestó ni en quitarse el casco de la moto o interrumpir su conversación telefónica para encargar y pagar las municiones. “La última vez que tuvimos a tanta gente fue, quizá, en los años 1970. Un estrés semejante y tanto pánico nunca lo había visto”, explica el gerente de esta empresa familiar, Iftash Ben Yehuda, de 37 años. Ante una demanda que considera cuatro veces superior a lo normal, raciona algunos artículos.

Edición Impresa