FALLO EXONERA A VILLAMONTE POR ADJUDICACIÓN AL FLORISTA CÉSAR SEGURA

Jueza ve cesión de relleno como ´error administrativo´

Jueza ve cesión de relleno como ´error administrativo´
ESPACIO. El relleno fue devuelto al Estado en diciembre de 2011 y hoy se construye un parque en el lugar. LA PRENSA/Ricardo Iturriaga

La jueza tercera de lopenal, Hilda Bonilla, calificó como “error administrativo” la actuación de la exdirectora de Titulación de la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (Anati) Anabelle Villamonte al adjudicar gratuitamente al florista César Segura un relleno en Paitilla, propiedad del Estado.

Bonilla resolvió el pasado viernes el proceso penal que se le seguía a Villamonte, a Segura y al abogado de este, Francisco Pérez Ferreira, por peculado culposo y falsificación y, tras considerar que no se probaron esos delitos, los sobreseyó definitivamente a los tres.

La jueza sostuvo que, en el caso de Villamonte, las pruebas recabadas por la Fiscalía Segunda Anticorrupción no fueron suficientes para comprobar negligencia o imprudencia, y que si bien es cierto la exfuncionaria fue la que firmó la resolución de adjudicación del relleno, “no se puede soslayar que el proceso administrativo de adjudicación de derechos posesorios no depende únicamente de la directora de la Anati”.

En ese sentido, precisó que “la Administración de Tierras cuenta con una estructura administrativa que goza de una jerarquía funcional, en la que todo el engranaje participa del proceso de adjudicación, colocando al jefe del despacho en una situación de confianza para con sus subalternos, situación que se aleja de la comprobación de un hecho delictivo”.

“La conducta de la imputada se enmarca dentro de un error administrativo, correspondiendo esta acción a circunstancias y condiciones personales que escapan de la voluntad de la imputada”, concluye el fallo.

En cuanto a los cargos contra Segura y Pérez Ferreira, quienes traspasaron el relleno y causaron una supuesta lesión al Estado, Bonilla aclaró que ser “suscriptor, presidente, representante legal y agente residente de la Sociedad Ventures Inc. no constituye un delito, ya que la figura de las sociedades anónimas es ampliamente utilizada en diversas transacciones”.

Además, planteó que la actuación de Segura y Pérez Ferreira “no se ejecutó con dolo, puesto que la solicitud de adjudicación se hizo para que fuera admitida o rechazada por la Anati”.

Asimismo, que mediante escritura No. 29532 de la Notaría Décima de Circuito, fechada en diciembre de 2011, Segura devolvió a la nación a título gratuito y libre de gravámenes el relleno, “por lo que se desprende que no persiste el perjuicio causado” al Estado.

Con relación al cargo de falsificación de documento imputado a Segura, el fallo precisa que tampoco se comprobó que alguno de los documentos presentados por él para lograr la titulación fuese falso, aunque sí tenía una venta de flores en el relleno.

Silvio Guerra, abogado de Pérez Ferreira, opinó que la jueza se ajustó a derecho, ya que en el expediente nunca se acreditó dolo ni hubo perjuicio contra el Estado.

Guerra manifestó que se trató de irregularidades administrativas que no eran objeto de persecución penal y que el Ministerio Público no tenía elementos para solicitar un llamamiento a juicio.

Guillermina McDonald, abogada de Villamonte, también aplaudió la sentencia a favor de su clienta.

Este diario solicitó nuevamente ayer una versión de parte del Ministerio Público, a fin de establecer si el fallo del juzgado será apelado, pero se informó que la fiscalía no ha sido notificada.

La investigación de este caso se inició en agosto de 2011, tras una denuncia presentada por la gobernadora de Panamá, Mayín Correa.

Edición Impresa