Ley 69 necesita reglamentación

La reglamentación de la Ley 69 de 2012, que dicta el uso eficiente de la energía en el país, ayudaría a impulsar la construcción de proyectos más amigables con el ambiente, según el gerente de la Empresa de Transmisión Eléctrica, Iván Barría. La Ley 69, conocida como ley UREE (Uso Racional y Eficiente de la Energía), establece incentivos para la incorporación de elementos que faciliten el ahorro energético. Pero sin una reglamentación es letra muerta. En la norma se pueden incluir otros incentivos para que los promotores inviertan en sistemas de enfriamiento centrales. Aunque en el país hay proyectos que han optado por usar materiales que permiten potenciar el ahorro energético, la mayoría no los incluye en las paredes o paneles aislantes.

Barría señala que todo depende del diseño, ya que el interior de una vivienda puede estar a 25 grados, aunque la temperatura afuera supere los 30 grados.

Edición Impresa