PROCESO PENAL

Magistrado, querellado por acoso

El magistrado de la Corte Suprema de Justicia Harry Díaz, quien enfrenta 12 demandas de inconstitucionalidad contra su ratificación, fue querellado ante la Asamblea de Diputados por acoso laboral, abuso de autoridad y corrupción, por lo que se pide su separación del cargo.

La denuncia penal fue presentada ayer ante la Comisión de Credenciales por la firma de abogados Córdoba, Chen y Asociados, en representación de Liliana Morales Córdoba, quien laboró en el despacho de Díaz desde agosto de 2013 hasta febrero de 2014.

La acción legal también incluye a Eyvis Jaén, Gladys Moreno de Carrillo, Ruth Vigil, Mitzela Ángel y Tania Hoyos, asistentes del magistrado de la Sala Penal.

La denuncia establece que Díaz se interesó en la contratación de Morales cuando la conoció en una reunión en la que participaban, junto con otros juristas, para apoyar la candidatura de Antonio Loaiza en las pasadas elecciones del Colegio Nacional de Abogados.

Destaca que luego de que Morales ingresara a trabajar en el despacho de Díaz, este le hizo “en tres ocasiones propuestas de mantener relaciones afectivas en forma discreta”. Señala que, al ser rechazadas por la funcionaria, generó acciones de persecución y acoso laboral en su contra por parte del magistrado, a través de las funcionarias denunciadas.

Durante su permanencia en la Sala Penal, Morales hizo una serie de denuncias internas por el supuesto manejo irregular de repartos y otros trámites de expedientes, incluyendo casos de drogas, por lo que fue trasladada, aduciendo “una marcada inexperiencia”, a la dirección del sistema penal acusatorio y, finalmente, a la Escuela Judicial, donde hoy cumple funciones.

Sostiene la querella que Díaz adujo que el traslado de Morales fue por órdenes del magistrado presidente de la Corte Suprema, José Ayú Prado, a pesar de que la funcionaria tenía un embarazo de alto riesgo.

En tanto, Díaz, a través de la oficina de prensa de la Corte, negó que Morales fuera objeto de presiones o vejámenes por parte de él o del personal a su cargo.

Asegura que Morales recibió varios llamados de atención por hacer público, por medio de las redes sociales, algunos temas del despacho, sin represalias.

Díaz pidió que se presenten las pruebas de las acusaciones que se le hacen en este caso.

Edición Impresa