México, el país más peligroso de América Latina

Con ocho periodistas asesinados en 2015, México fue el país de América Latina más peligroso para la profesión, según el informe anual de Reporteros Sin Fronteras (RSF) que registró, en total, 67 reporteros muertos en el mundo. En México, los estados de Veracruz y Oaxaca, en el sur del país, son los más peligrosos para los reporteros, víctimas de las mafias o de dirigentes políticos locales, cuyos actos de corrupción habían denunciado. En otras épocas, los periodistas podían escapar de esos estados para refugiarse en regiones “más tranquilas”, pero el asesinato de Rubén Espinosa en la capital, el 31 de julio, “demostró que hoy en día no existe ningún refugio para los periodistas amenazados”, indica RSF. Espinosa apareció muerto con heridas de tortura junto a cuatro mujeres en un apartamento de la capital mexicana. Había huido del estado de Veracruz. Su muerte levantó una ola de indignación y puso en evidencia la vulnerabilidad de la profesión en México.

Edición Impresa