RESOLUCIÓN

La ONU exige fin del embargo a Cuba

La ONU exige fin del embargo a Cuba
El canciller cubano, Bruno Rodríguez (C), es felicitado por representantes de varios países después de la votación, durante la sesión de la Asamblea General de la ON

Una abrumadora mayoría de la Asamblea General de la ONU se unió ayer a Cuba para reclamar una vez más el fin del embargo económico que le aplica Estados Unidos (EU), que se quedó más solo que nunca en su oposición a ese llamamiento.

Un total de 191 de los 193 Estados miembro de las Naciones Unidas votaron a favor de la resolución que cada año impulsa Cuba y que en esta ocasión únicamente tuvo dos votos en contra: el de EU y el de su socio Israel.

Era la primera vez que la Asamblea General se pronunciaba sobre el embargo desde que Cuba y EU iniciaron en diciembre de 2014 el restablecimiento de sus relaciones.

Pese a ese nuevo escenario y a las expectativas que se habían generado sobre un posible cambio en la postura estadounidense, el resultado de la votación fue muy similar al de hace un año.

Entonces, a los dos votos negativos se habían añadido las abstenciones de Micronesia, Palau e Islas Marshall, que ayer, sí respaldaron la resolución y dieron a Cuba el mayor respaldo logrado desde que en 1992 comenzó a proponer esta iniciativa anual.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, destacó el apoyo “récord” obtenido y el “aislamiento” de EU, al tiempo que se declaró“decepcionado” por no haber contado con el “sí” del Gobierno estadounidense.

La oposición de la administración de Barack Obama a esta política y sus llamamientos al Congreso del país —controlado por la oposición republicana— a terminar con ella, habían disparado las expectativas de que EU pudiera, al menos, abstenerse en la votación de ayer.

El diplomático Ronald Godard, que representó a EU ante la Asamblea, dejó entrever que la posibilidad se consideró seriamente y que fue la redacción final del documento la que llevó a su delegación a oponerse. “El texto no representa los pasos significativos dados y el espíritu de compromiso que el presidente Obama ha defendido”, dijo Godard.

“Nos parece desafortunado que a pesar de nuestro progreso bilateral, el Gobierno cubano haya elegido presentar una resolución que es casi idéntica a las planteadas en años anteriores”, insistió.

La resolución preparada por las autoridades cubanas acoge “con beneplácito el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos de América” y reconoce “la voluntad” expresada por Obama “de trabajar por la eliminación del bloqueo económico, comercial y financiero”.

Sin embargo, expresa como en otras ocasiones preocupación por la continuidad de la política y por los “efectos negativos” que tiene sobre los cubanos y urge a tomar medidas “en el plazo más breve posible” para derogar o dejar sin efecto el embargo. Aunque a efectos prácticos no cambia mucho, dado que la resolución no es vinculante y tuvo una mayoría más que holgada, una mera abstención de EU habría enviado un recado al Congreso y habría resultado muy simbólica.

EU impuso el bloqueo a Cuba en 1960.

En un principio, excluía alimentación y medicinas pero en 1962, el entonces presidente estadounidense John F. Kennedy declaró el bloqueo total para forzar el derrocamiento del régimen comunista de la isla.

El embargo solo puede ser levantado con el Congreso norteamericano.

Desde 1992, la Asamblea General de la ONU pide su fin a través de resoluciones presentadas por Cuba.

Edición Impresa