Ordenan cierre de albergues temporales

Ordenan cierre de albergues temporales
Solo quieren seguir su viaje.

El presidente, Juan Carlos Varela Rodríguez, ordenó la clausura de los albergues temporales para migrantes cubanos del sector de Paso Canoas, frontera con Costa Rica, y dio instrucciones para que se reubicara a los 759 refugiados en centros de hospedaje del área fronteriza y del distrito de David.

La dramática situación de este contingente migratorio se dio tras la visita que hizo una comisión, encabezada por el viceministro de Seguridad Pública Rogelio Donadío y por el secretario del Consejo de Seguridad Rolando López.

El traslado de los cubanos migrantes estuvo a cargo del Sistema Nacional de Protección Civil y del Servicio Nacional de Fronteras, aunque algunos expresaron cierta desconfianza y temor de ser víctimas de deportación, por lo que dijeron preferir estar bajo protección de la iglesia.

Se mantiene diálogo

Un comunicado presidencial indica que el Gobierno panameño se mantiene dialogando con los países involucrados en el tema migratorio para hallar una solución conjunta, que atienda de forma inmediata el problema mediante soluciones bilaterales y multilaterales.

Al respecto, el mandatario panameño sostuvo que la migración cubana es un fenómeno que data de hace muchos años, y que Panamá siempre ha dado un trato humanitario y digno.

Puerto Obaldía sigue

Si bien la atención actual se enfoca en Paso Canoas, la situación en Puerto Obaldía, en el otro extremo del país, se mantiene igual, ya que permanecen aún 400 cubanos varados.

Edición Impresa