Panamá asumirá cargo clave en enero

Panamá asumirá cargo clave en enero
Máx José López Cornejo

El próximo 16 de enero, Panamá asumirá, por primera vez, un cargo en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), luego de que la semana pasada lograra 157 votos, de 193 miembros.

Max José López Cornejo, embajador y director general de Organismos y Conferencias Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores, informó que Ramón Morales Quijano tomará posesión -en Ginebra, Suiza- como vicepresidente del Consejo de Derechos Humanos, en representación del Estado panameño.

Explicó que fue una tarea titánica lograr que Panamá ganara ese puesto, cuyo período será por tres años. “Panamá es un país chiquito, que tiene 55 embajadas... y conseguir votos no es fácil. [Votos] de África, Asia, Europa”, destacó.

“Es todo un trabajo y gestión diplomática... la política del nuevo gobierno está fundamentada en el respeto de los derechos humanos. Es un reconocimiento que hacen al país”, agregó.

Destacó que una de las claves para que los países miembros de ese organismo votaran por Panamá, fue que el Gobierno se comprometió en presentar todos los informes en mora desde hace 12 años.

Además, este año se instaló la Comisión Nacional de Derechos Humanos, integrada por 14 instituciones del Estado y organizaciones de la sociedad civil.

López Cornejo afirmó que para 2016, esta comisión deberá tener listo, junto con la oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos para Centroamérica y el Caribe -con sede en Panamá-, seis informes sobre los derechos humanos en el país, los cuales estaban pendientes de ser entregados.

Esos documentos son por temas de niñez, mujer e indígenas.

“Se hizo todo un lobby diplomático desde que dimos importancia a los derechos humanos. El desarrollo de un país se basa en un aspecto muy fundamental que es el respeto de los derechos humanos”, aseguró el funcionario.

Edición Impresa