FISCALÍA GENERAL ELECTORAL

Peñaloza retorna y distancia a Peñalba

Peñaloza retorna y distancia a Peñalba
Peñalba se retiró una hora después de conversar con Peñaloza.

Cuatro horas demoró la toma de posesión de Ceila Peñalba en la Fiscalía General Electoral, entre la 1:00 p.m. y las 4:00 p.m. del pasado lunes. Su gestión, empero, se truncó menos de 24 horas después, luego de que el fiscal titular, Eduardo Peñaloza, regresó ayer a sus labores.

El retorno de Peñaloza dejó automáticamente sin funciones a Peñalba, pues, según la Ley 4 de 10 de febrero de 1978 (que creó la entidad), el suplente solo puede encargarse del despacho superior cuando lo decida el titular.

Pese a que varias veces afirmó que no regresaría a su puesto hasta que finalizaran sus cuatro meses de vacaciones, a los cuales se acogió desde el pasado mes de enero, ayer, un día después de la toma de posesión de Peñalba, el fiscal Peñaloza se retractó.

Llegó puntual: 8:00 a.m. Entró a la sede de la entidad acompañado de José Félix González, a quien en su momento designó como fiscal encargado. “No tengo superior jerárquico (...) Yo puedo perfectamente suspender mis vacaciones (...) Voy a retomar el cargo...”, dijo cuando fue abordado por los medios.

Precisó que regresó debido a las acciones emprendidas el pasado lunes por miembros del Colegio Nacional de Abogados (CNA), dirigentes panameñistas y del Partido Revolucionario Democrático, que acompañaron a Peñalba a tomar posesión del cargo.

El lunes, en medio de forcejeos, empujones y advertencias legales –acto que Peñaloza catalogó de turba–, Peñalba asumió el cargo.

El funcionario aseguró que se irrumpió en la Fiscalía y se tomó por la fuerza. “Aquí hubo una especie de golpe institucional”, denunció.

Por ello, reiteró que interpondrá una denuncia contra el presidente del CNA, José Alberto Toto Álvarez.

‘SALGO DE ESCENA’

Por su lado, Peñalba llegó a la fiscalía cerca de las 10:00 a.m. Se reunió con Peñaloza por una hora y media, y a su salida contó que le expresó su inquietud sobre el manejo de la entidad. “En este momento yo salgo de escena”, declaró.

En la reunión, Peñaloza acordó con Peñalba pedir a la Contraloría una auditoría.

La funcionaria aseguró que se convertirá en una “fiscalizadora” de la gestión del fiscal principal.

Edición Impresa