CIUDAD HOSPITALARIA

Proyecto con seis meses de retraso

Proyecto con seis meses de retraso
Autoridades de la Caja de Seguro Social (CSS) admitieron que el megaproyecto insigne de la institución está estancado. Se trata de un proyecto cuyo costo es $517 millones. LA PRENSA/Ana Rentería.

En los últimos meses la construcción de la ciudad hospitalaria de la Caja de Seguro Social (CSS) no ha registrado avances significativos, y el atraso de dos meses que tenía en marzo ahora es de seis.

+info

Se estanca avance de la ciudad hospitalaria

La directora de Ingeniería y Servicios de la CSS, Lineth Monterrey, y el director de la institución, Guillermo Sáez- Llorens, reconocieron que la primera fase del proyecto no estará lista en agosto, como estaba previsto.

Los funcionarios atribuyeron las causas a las lluvias y a la pasada huelga del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares.

En marzo, durante la inauguración del centro de visitantes del complejo hospitalario, Monterrey indicó que el proyecto tenía un 45% de avance, pero el pasado miércoles, en un recorrido, indicó que registraba el mismo avance, es decir que la obra está estancada.

El proyecto que se construye en el antiguo campo de antenas de Chivo Chivo, corregimiento de Ancón, por la suma de $517 millones, tiene sus opositores.

El excoordinador de la Comisión Médica Negociadora Nacional Julio Osorio denunció que la obra representa un fracaso para el sistema de salud, y sería un culto a la personalidad si le ponen el nombre del presidente saliente Ricardo Martinelli Berrocal.

Osorio criticó la falta de vías para llegar a la ciudad hospitalaria y el nombramiento de un director ejecutivo para que administre la gran obra.

Según el dirigente médico, Sáez-Llorens mediante el director ejecutivo busca seguir en su proyecto de privatizar la salud con la tercerización de servicios.

Por su parte, el exdirector de la CSS Rolando Villalaz calificó de “locura” la construcción de una instalación a la que los usuarios no van a poder llegar por la ausencia de vías y transporte público.

Agregó que la institución deberá tener un gran presupuesto para nombrar personal, comprar equipos e insumos, así como para mantener las nuevas instalaciones.

Edición Impresa