VíA RáPIDA

Sargento niega cargos por homicidio de pastor evangélico

PROCESO. El sargento primero de la Policía Nacional, Manuel Pinto, negó haber sido quien dejó abiertos los candados de una celda en la cárcel La Joyita, lo que propició una reyerta el pasado 1 de abril, en la que fue ultimado el pastor Michael Escobar, dijeron fuentes judiciales. Pinto fue indagado el viernes por el delito de homicidio en la Fiscalía Cuarta Superior. En el expediente hay señalamientos de testigos que indican que fue él quien abrió los candados y permitió que un interno disparara contra otro reo.

Edición Impresa