El cierre del proceso en la AN



Según el artículo 478 del Código Procesal Penal, la Asamblea Nacional (AN) tiene la competencia para conocer las causas penales en contra de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y de sus suplentes. Esta atribución es de naturaleza personalísima, derivada del cargo público que desempeña la persona al momento de cometerse el delito.

Esta competencia se pierde bajo tres supuestos: primero, la muerte de la persona, ya que este hecho extingue toda acción penal; segundo, la finalización del término de funciones de la persona investigada; tercero, por la renuncia al cargo que ocupaba al momento de la comisión del delito.

En estos dos últimos supuestos, la acción penal no se extingue, sino que la competencia se transfiere a la justicia ordinaria.

En ese caso, el diputado fiscal entrega su informe final a los diputados jueces de garantías, y estos cierran el proceso y remiten lo actuado a la justicia ordinaria, por vía de la Secretaría General de la Asamblea Nacional.

El exmagistrado Víctor Benavides pasa a ser sujeto del Código Judicial y no del Código Procesal Penal.

Ahora, la justicia ordinaria debe continuar con la instrucción del expediente correspondiente.