Extradición

Estado de salud de Luis Enrique Martinelli es estable y no requiere ser hospitalizado

Estado de salud de Luis Enrique Martinelli es estable y no requiere ser hospitalizado
Luis Enrique Martinelli Linares. CORTESÍA

El Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala (Inacif) informó ayer que a través de una cardióloga clínica se evaluó a Luis Enrique Martinelli Linares –hijo del expresidente Ricardo Martinelli– y el examen determinó que su estado de salud en general es estable y no amerita estar internado en un hospital.

El Tribunal Quinto de Sentencia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de Guatemala ordenó la semana pasada que un médico forense examinara a Martinelli Linares, después de que este pidiera ser trasladado a un hospital por presuntos problemas cardíacos.

La evaluación médica se llevó a cabo en la prisión militar Mariscal Zavala, donde Martinelli Linares se encuentra detenido desde su captura, el 6 de julio pasado en el aeropuerto La Aurora de Guatemala, en momentos cuando intentaba abordar un avión privado a Panamá junto con su hermano Ricardo Alberto Martinelli Linares, que también quedó detenido desde esa fecha.

El pasado 27 de abril, Denis Cuesy, abogado de los hermanos Martinelli Linares, dio a conocer que se le realizaría el examen.

Se informó que esta evaluación médica se llevó a cabo el pasado jueves 29 y, de acuerdo con los resultados, como se dijo, el detenido no requiere ser hospitalizado.

Los dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) son solicitados en extradición por el gobierno de Estados Unidos para que respondan por una acusación presentada en la Corte del Distrito Este de Nueva York, por tres cargos: uno por presuntamente conspirar para lavar dinero y dos más por supuestamente ocultar información sobre el blanqueo de capitales.

Luis Enrique Martinelli Linares enfrenta dos cargos adicionales por el supuesto uso de dineros obtenidos a través del lavado de activos.

Ambos hermanos, cuya extradición se ventila en dos juzgados guatemaltecos distintos, han objetado el proceso mediante variados recursos, sin resultados positivos hasta ahora.

(Con información de Ronny Ríos de El Periódico de Guatemala).

Edición Impresa