¡FELIZ NAVIDAD!

Una fiesta para compartir

Una fiesta para compartir
Una fiesta para compartir

El amor, la unión familiar y la prosperidad son elementos propios de la Navidad, una festividad mundial en la que todos comparten y agradecen por la vida y la salud. Con el nacimiento del Niño Jesús, que se conmemora hoy 25 de diciembre, se invita a la reflexión y a expresar lo que siente por sus seres queridos. ¡Qué esta fiesta llene de alegría sus hogares y el deseo de prosperar y vivir como hermanos prevalezca en sus corazones!

En La Pintada, provincia de Coclé, las figuras de un nacimiento están hechas de material reciclable, que todo un año recolecta su creadora, Edilma Castillo viuda de Real.

Semillas de temporada, como las llamadas lágrimas de la Virgen, flores del árbol barrigón, corozos, fibras de palma, enea, hojas de plátanos, acacias, capullo y barba de maíz, botellas, retazos de tela, madera, aserrín y hasta las muñecas que su nieta ya no usa, se convierten en la materia primas que las manos de Edilma convierten en hermosas piezas para su Belén.

En este original nacimiento el visitante se encuentra con el pasaje del encuentro entre la virgen María y su prima Isabel, por ejemplo, hecho con muñecas que ella vistió con retazos de telas.

Además, hay un árbol lleno de pájaros bin bin y azulejos hechos con la fibra de la palma, un coro de ángeles de cartón y otro de muñecas viejas, y pastorcillas vestidas con hojas de tallo.

También hay portales confeccionados con cartón, piedras, semillas de diversos árboles, puentes de madera, hornos hechos de aserrín con sus roscas fabricadas con papel toalla, flores con botellas, cartón, eneas y hasta de jabón, todo hecho con mucho esmero y gran creatividad.

MÍSTICA

“Hacer nacimientos es una tradición que se ha ido perdiendo”, se lamentó la señora Edilma, a quien hoy día sus nietos ayudan en la confección.

Dice que el principal mensaje que quiere dar es que no se necesita tener mucho dinero para hacer un gran nacimiento.

“Solo se requiere un poco de paciencia, interés y trabajo de toda la familia, que es lo más importante”, recalcó.

Para su hija, Marlene Real, el mensaje que la familia quiere dar es de no apartar a los abuelos ni hacerlos sentir que, porque están mayores, no pueden o no deben hacer nada.

Por el contrario, aseguró que esta es una manera de mantenerlos activos, pues les ayuda a despejarse y a mantener la mente ocupada, tal y como lo ha hecho su madre, que a pesar de las dificultades que han pasado, mantiene unida a la familia.

“Mi madre es la primera en nuestro hogar que motiva y conserva el espíritu de la Navidad”, apuntó.

Tal y como en La Pintada lo hace Edilma Castillo viuda de Real, en Penonomé, Colombia Conte también confecciona un hermoso nacimiento, que es admirado por residentes y visitantes.

Edición Impresa