PROCESOS DISCIPLINARIOS IMPULSADOS POR GUSTAVO PÉREZ DESDE JULIO DE 2009

2 mil 400 policías, botados

Un total de 2 mil 400 policías han sido destituidos por diversas causas durante los 26 meses que lleva la administración del actual director de esa entidad, Gustavo Pérez.

Tan solo este año fueron dados de baja de la institución 247 funcionarios, informó el propio Pérez, quien asumió el 1 de julio de 2009.

“Lo importante es que esas personas que le hacían daño a la institución ya no están, y deben responder ahora a las autoridades correspondientes”, señaló.

De acuerdo con Pérez, uno de los mecanismos para detectar a los policías que cometen delitos y actos de corrupción es a través del Programa de Confidencialidad, mediante el cual se somete a pruebas en el polígrafo a todos los miembros de la entidad, sean comisionados, subcomisionados, mayores, tenientes, subtenientes o uniformados de cualquier otro rango.

Sin embargo, Pérez no consideró que la cifra de destituciones sea alarmante, y que más se trata de operativos normales de depuración interna.

Por su parte, el viceministro de Seguridad, Alejandro Garúz, opinó que es natural que haya funcionarios que desvíen su norte y cometan errores, “y la institución tiene que sancionarlos, pero esto no solo pasa en Panamá, sino en todas las policías del mundo”.

Según Garúz, entre los delitos cometidos por los policías destituidos “hay de todo un poco, y no solo es únicamente en la Policía, sino en todos los estamentos de la Fuerza Pública. Se ha cumplido con el reglamento interno para aplicar las sanciones”, expresó.

Sobre la presencia en el país de pandilleros procedentes de Honduras, el viceministro aclaró que “nosotros no estamos convencidos de que sean personas vinculadas a este grupo [maras]. Pudieran ser narcoterroristas que están tratando de integrar a estos criminales para facilitar el trasiego de drogas”.

Edición Impresa