Los recuerdos de un campeón

En el país, pocas personas tienen referencias de Ricardo Walker y su trayectoria en el boxeo. No obstante, Baby San Blas les dejó buenos recuerdos a sus hijos y nietos. Aquella vez en 1997, cuando abandonó este mundo, muchos de sus familiares recordaron los triunfos que le dio al pueblo guna. Su hija, Leticia de Jacobo, resalta que su padre es un héroe para la comarca Guna Yala, ya que muchos siguieron su ejemplo en el deporte de los puños. Su nieta, Sue Haglund, quien actualmente reside en Hawái, Estados Unidos, añora los momentos en los que jugaba con su abuelo. Ella lo llamaba Papá Baby y dice que recibió muchas enseñanzas de él, como el cuidado de la naturaleza y la cultura guna. Mientras que su otro nieto y dirigente del Partido Revolucionario Democrático, Félix Moulanier, planteó que tanto el Estado como la comisión de boxeo deben darle un reconocimiento al legado de este primer pugilista guna.

Edición Impresa