Tal Cual

OJO CON ESTO. La Asamblea Nacional emitió una resolución el pasado 13 de noviembre, por medio de la cual autorizó la compra de dos rifles calibre 5.56 y nueve pistolas de 9 milímetros para el uso de la Dirección de Seguridad Parlamentaria; es decir, para ser usadas por funcionarios civiles y no por miembros de los estamentos de seguridad. Como quiera que los diputados parecieran estar armando su versión de Guardia Pretoriana, después no se quejen cuando en las protestas aparezca uno que otro civil listo para defenderse. Bien dicen: juego de manos, juego de villanos.

RATIFICACIONES. Las cosas se pusieron medio calientes ayer en la Comisión de Credenciales con el tema de la aprobación de Severo Souza para la Cadena de Frío. Tanto así, que hasta un receso tuvieron que pedir. Al final, fue ratificado, tanto por la comisión como por el pleno.

COBRANDO FUERZA. Dicen las malas lenguas que en el PRD ya se estarían moviendo los telones tras bastidores para buscarle un reemplazo al actual secretario general, Pedro Miguel González. Según dicen, sería sustituído por José Gabriel Carrizo, actual vicepresidente de la República, quien, al parecer, cada vez goza de mayores simpatizantes en el partido de Omar. Lo que estaría por verse es a quién decide apoyar Benicio Robinson, quien actualmente preside el colectivo, si a un viejo conocido o a un nuevo por conocer. Corren las apuestas.

PSSSSSS. Cada vez que uno cree que ha visto todo con los diputados, alguno se sale con tremenda gracia que reafirma la bajeza de la clase política parlamentaria. Ayer, mientras sesionaba el pleno, un diputado decidió –micrófono encendido– llamar al presidente de ese órgano del Estado cual si fuera una mascota de un silbido. Se trató nada más y nada menos que del diputado de Cambio Democrático Alaín Cedeño. ¡Qué poca altura!

‘TRAINNING’. El Ejercito de Estados Unidos y los estamentos de seguridad panameños comenzarán un ejercicio humanitario en Darién denominado Mercurio, en el cual los capacitaran para enfrentar desastres naturales y ofrecer asistencia humanitaria. Si comienzan a ver armys por la calle, ya saben que no se trata de ningún ejercicio militar con intenciones ocultas. En guerra avisada...

SIN OFICIO. Un seguidor del expresidente Ricardo Martinelli solicitó su ayuda ante lo que catalogó de abuso policial. El exmandaratrio ni corto ni perezoso reaccionó diciendo que iba en camino para allá. Por otro lado, también en redes, el expresidente narró una pelea entre un tiburón y una tortuga de peluche. De más está decir quién ganó.

Edición Impresa

ENVÍOS POR EMAIL