TAL CUAL

VENGATIVOS. La Presidencia retiró de su página en internet la lista de los ministros y viceministros. Para los asuntos que no benefician a nadie sí son rápidos, pero para actualizar los gastos y las planillas de cada institución, no encuentran la fórmula.

CARRETERA. El diputado panameñista Osman Gómez confesó a sus colegas que un día antes de la ruptura de la alianza con CD, le llamó “el ministro del MOP” para preguntarle si quería que la licitación de la doble vía de Puerto Armuelles a Paso Canoa se realizara en su circuito electoral. No por arte de magia ahora Gómez apoya públicamente la segunda vuelta. Estas cosas no son gratis... Miguel Fanovich les debe haber salido más barato. Unos billetes de lotería, y listo.

DESVERGÜENZA. Otros dos diputados del Panameñista, Francisco Brea y Miguel Fanovich, no acudieron ayer al pleno legislativo durante la aprobación de la segunda vuelta electoral. En cambio, habilitaron a sus suplentes –el de Brea ya está inscrito en CD–. No se atreven a dar la cara. Acaso tendrán miedo de que el electorado los reconozca y les pase factura en 2014.

BÚSQUEDA. El Presidente no encuentra un remplazo para Alberto Vallarino en el MEF. El cargo se lo ofreció a Darío Berbey y a Rómulo Roux –actualmente, gerente del BNP y ministro del Canal, respectivamente–, pero ambos se sacudieron la propuesta más rápido que un perro mojado.

CAMPAÑA SUCIA. La Presidencia alistó a su tropa de “voceros gubernamentales” para que acudan a los medios a desacreditar al diputado José Blandón. Las instrucciones las consignaron en un correo electrónico que fue a parar al buzón del propio aludido. Hasta para eso son deficientes.

Edición Impresa