Entre samba y fútbol

Entre samba y fútbol
LA PRENSA/Nicolás Psomas

La miss no ha tenido reparo en demostrar sus habilidades como bailarina de samba a los periodistas, inclusive sobre altos tacones.

¿Quiénes son sus jugadores de fútbol favoritos?

"Me gusta mucho Ronaldinho, Rivaldo y Pelé, que es una personalidad en el futbol brasileño y mundial", dijo la reina de belleza de 19 años de edad.

De Pelé, a quien conoce personalmente, dice que es una persona "muy inteligente y muy legal (buena onda)".

Pero cuando se trata de declarar cuál es su equipo predilecto en la liga brasileña, Gislaine prefiere reírse y contestar muy diplomáticamente que "solo puedo decir que soy brasileira".

La belleza brasileña originaria del estado de Minas Gerais también se declara admiradora de su actual presidente, Luiz Inácio Lula Da Silva.

"Me parece una persona muy inteligente, muy esforzada porque salió de pobre. Está haciendo un trabajo muy bello, realmente pensando en reconstruir Brasil, disminuir la miseria, dando oportunidades a los ciudadanos".

Al hablar, Gislaine utiliza una combinación entre el español y el portugués. Comenta que como fue elegida dos semanas antes del concurso Miss Universo 2003, solo tuvo oportunidad de aprender un español muy básico.

"Fue algo muy apurado. Tenía poco de tiempo, pero traté de aprender un poco de español para tratar de entender lo que ustedes hablan. El español es bien parecido al portugués, pero ustedes (los panameños) fallan muito rapido", comenta.

Gislaine se muestra muy a gusto con sus colegas periodistas, y hasta ha coqueteado con las cámaras de televisión extranjeras, al entrevistar ella misma a algunas de sus compañeras del concurso.

De las mininhas (chicas) que compiten junto a ella por la corona de Miss Universo, dice que todas cuentan con la misma posibilidad de ganar el concurso.

Gislaine, no obstante, declara que de ser electa la nueva miss Universo, lo primero que haría sería abrazar a todo el mundo.

"Agradecería a Dios, que fue el factor principal de estar aquí esta noche", indica.

Edición Impresa