Construir con resiliencia

Construir con resiliencia
FOTOLIA.

La resiliencia es un término que cada día cobra mayor importancia en la sociedad, preocupada por su capacidad de tolerar y recuperarse de desastres y alteraciones del medio ambiente.

+info

Conciliación con la naturaleza

En la publicación Cómo desarrollar ciudades más resilientes, la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres de las Naciones Unidas enumera algunas características propias de estas urbes fortalecidas, como viviendas y barrios que cumplen con códigos de construcción razonables e, igualmente, la construcción y planificación de urbanizaciones sostenibles.

Tras la crisis energética que afectó a Panamá en el mes de mayo, el término sostenibilidad junto con resiliencia se han convertido en estandarte de quienes buscan edificar con una calidad más “eco amigable”.

No obstante, otras disciplinas, como la arquitectura bioclimática, vuelven a emerger como método conciliador entre la construcción y la eficiencia y sostenibilidad de los recursos naturales.

“La arquitectura bioclimática es una corriente que busca acercar nuevamente la arquitectura al entorno”, explicó Alejandro Pachón, director del programa de diseño industrial de la Escuela de Arquitectura y Diseño de América Latina y el Caribe Isthmus.

Según Pachón, la intención de esta especialidad es crear soluciones arquitectónicas que tomen en cuenta el espacio en donde se desarrolla la construcción. Desde la climatología del sitio hasta su posición con respecto a la salida del sol, son factores determinantes para proceder con estas edificaciones.

La finalidad tiene mucho que ver con aquella frase que afirma que “en la naturaleza no hay nada superfluo”. Y es que en estos tiempos de crecimiento urbano y progreso inmobiliario, aunado con las secuelas evidentes del cambio climático, se hace obligatorio pensar en nuevas soluciones que cumplan con las necesidades de vivienda y edificación, pero que también vayan conciliadas con la naturaleza.

Edición Impresa