Elogio asturiano para Banville

Elogio asturiano para Banville
John Banville AFP/Max Nash.

El escritor irlandés John Banville se alzó ayer con el premio Príncipe de Asturias de las Letras en España por “su inteligente, honda y original creación novelesca”.

Así lo destacó ayer en la ciudad de Oviedo el jurado, cuyos miembros también reconocieron al “otro yo” del escritor irlandés, quien publicó “turbadoras y críticas novelas policíacas” bajo el seudónimo Benjamin Black.

El acta señala que “la prosa de John Banville se abre a deslumbrantes espacios líricos a través de referencias culturales donde se revitalizan los mitos clásicos y la belleza va de la mano de la ironía”.

Banville (Wexford, Irlanda, 1945) recibió numerosos elogios a lo largo de su carrera. Tras acabar su formación escolar comenzó a trabajar en una compañía aérea, lo que le permitió viajar por todo el mundo. Entre 1968 y 1969 vivió en Estados Unidos y a su regreso a Irlanda trabajó en varios diarios.

Su primer libro Long Lankin, una recopilación de relatos cortos, apareció en 1970, seguido por Nightspawn (1971) y Birchwood (1973), sus primeras novelas.

Su estilo es reconocido por su prosa precisa y el uso del humor negro en boca de la persona.

Edición Impresa